Encuentro nº XXIII

Seguimos en nuestra aventura de conocernos a nosotros mismos a través del erotismo. Con cada sesión vamos descubriendo que hay todo un mundo de sensaciones placenteras que normalmente nos pasan desapercibidas. En este encuentro seguiremos experimentando con los placeres de la piel desnuda, de las miradas cómplices, de las palabras susurradas, de las caricias, de la ternura que tan poco abunda.